De la Sierra al Llano: el Risco no se toca, La Montaña tampoco.

Mezclando churras con merinas se puede alcanzar absolutamente cualquier conclusión, hasta la de ser conveniente cargarse cada alcornoque, pino, madroño, jara, lavanda o retama desde La Montaña al Risco, porque, según este hombre, no valen pa’na (he resumido un poco, quizás toscamente, el argumento del catedrático / articulista / “opinador”, que más abajo enlazo).


Flora y fauna prescindible porque hay más por otros sitios (dice, completando el argumento de fondo), y este bonito y coqueto reducto de bosque mediterráneo, verdadero pulmón de la ciudad que además se mantiene solo, al carajo en pos de intereses varios que benefician a dos o tres.

¿Mina de litio? ¿Cui bono?

¡Cómo está la Cátedra, con qué flexibilidad “junquean” sin rubor!

https://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/montaaa-ca-ceres-no-es-espacio-proteger_1260315.html?fbclid=IwAR3gVG2pgdSMRF37Q6HjyuEBJQWh9PqdQK58EI7tg37y-vd_e6s1D1VEW0Y

Bufete FUENTES | Raúl Fuentes