La Justicia: un poder accesorio del Ejecutivo.-

Es lo que tenemos en España, que quien manda en algo manda en todo, porque si no manda en todo, pues es como si no mandara en nada.

Raúl Fuentes | ABOGADOS

Cada Gobierno ha necesitado poner y quitar jueces, alabar a los afines y criticar a los contrarios (los neutrales, o sea l@s jueces de verdad, esos reciben coces de ambos bandos).

Sumamos a eso que el cuarto poder, la prensa, el periodismo, no analiza, crítica o simplemente opina, sino que pontifica según sus intereses editoriales y afinidades políticas para ensalzar las bondades (si las hubiere) de quien manda y criticar a la oposición (esto que ocurre en España es propio de países regidos por dictaduras, como bien se entenderá).

La partida está amañada desde que el juego comenzó, desde que decimos dar a los políticos todo el poder sin apenas algún límite, desde que asumimos como normal los aforamientos, las puertas giratorias, la mezcolanza e indivisión de poderes, las reelecciones infinitas, las listas cerradas (y las listas negras de no afines o críticos), los emolumentos excesivos, las prebendas e influencias, la institucionalización de la corrupción como verdadera y única forma de estado (FILESA, el 3%, los ERES, la visita del Papa, la caja B, el casoplón de los Iglesias-Montero y los regalos de carteras ministeriales para contentar al personal y que puedan pagarse el casoplón sin dar la murga, los cursos de formación, el rescate de la banca y Promontoria para el niño Aznar-Botella…), e hicimos ver a l@s jueces que vivirían mejor cuanto más afines fueran al Gobierno de turno.

Perdimos antes de empezar a andar y vivir en democracia, porque desde el inicio renegamos de los principios democráticos, algo que nos recuerdan cíclicamente cada vez que hay que renovar, o no, el dichoso Consejo General del Poder Judicial, órgano que debiera ser imprescindible como contrapeso del Ejecutivo y del Legislativo, y que es absolutamente intrascendente, porque así se ha querido que sea.

Es la aberración histórica que supone que el Gobierno Judicial lo decida el Partido Político de turno, o varios en reparto de cuotas de influencia.

Gobierno e izquierda judicial tratan de frenar los nombramientos del CGPJ – https://www.abc.es/espana/abci-gobierno-izquierda-judicial-tratan-frenar-nombramientos-cgpj-202009060200_noticia.html

Bufete FUENTES | Raúl Fuentes | 659890110

Pero, ¿qué pensabais que pasaría?

Llevo ejerciendo la abogacía desde 1993, ininterrumpidamente, siempre con Cáceres como base de operaciones…, y ¿lo que nos queda?

Pues no sé lo que nos queda.

Hemos transitado de la dictadura a la democracia, vivido y superado crisis económicas varias de tremendas dimensiones, entrado en la UE, temido quedarnos fuera del euro, renegado y abrazado a la OTAN, pandemias, corrupción política “a saco”, terrorismo (sin duda lo peor, y lo más olvidado, de nuestra historia reciente), la quiebra moral de la Monarquía, fingido un pseudo estado del bienestar y, para cuadrar nuestro anómalo círculo histó(é)rico, hemos terminado colocando a Podemos en un Gobierno de España.

Bufete FUENTES | Raúl Fuentes

Pero lo bueno de esto último, que también lo tiene aunque no lo parezca, es que cada día toca empezar como si fuera el primero, y vivirlo como si fuera el último…, por la cuenta que nos tiene y porque a la fuerza ahorcan.

Podemos nos ha hecho la vida mucho más difícil, pero les reconozco su abnegación en pos de que las PYMES, autónomos y clase media (si la hubiere aún) no se relajen lo más mínimo, ni se duerman en los laureles.

Esencialmente porque vamos a terminar teniendo que comernos los laureles como Iglesias consiga su anhelo de crujirnos todavía más a impuestos, y sino al tiempo.

Pero, en serio, ¿qué pensabais que pasaría?

Cáceres, 05/09/2020.